Gráfica Mexicana

Catálogo Dinámico de Gráfica Mexicana En Linea

- PROPÓSITO DEL PROYECTO -

En mi trabajo como historiador de la gráfica política mexicana posrevolucionaria, para muchos años he soñado de un recurso que uniría todas las imágenes de los productores principales de gráfica política en Mexico de aproximadamente 1890 a 1960. Estos son, principalmente, José Guadalupe Posada y Manuel Manilla, el Movimiento Estridentista, el Grupo de Pintroes ¡30-30, la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR) y el Taller de Gráfica Popular (TGP).

El propósito de Gráfica Mexicana es realizar este sueño.

Muchos retos se presentan a las investigaciones de estos colectivos de arte, incluyiendo la falta de investigaciones existentes y el desorden de ciertos archivos. Sin embargo, el reto más difícil ha sido la falta general de acceso a las obras de estos grupos. Una minima porción de la obra se ha publicado. Esta escacez se debe a muchas cosas. Para muchos años, por ejemplo, las obras políticas efimerales (p.e. carteles, hojas volantes, etc.) no se consideraba arte y sólo se las coleccionaba instituciones interesadas en tenerlas como documentos históricos. Estos "documentos" no se trataba con el mismo nivel de cuidado como si fueran considerados como "arte."

Principalmente, la falta de acceso a las obras se debe a la condición frágil de las obras mismas. La gráfica política se producía en el servicio a un objectivo específico, como apoyar la elección de un candidato o atraer gente a una manifestación. En estas instancias, la meta de los artistas no era producir una obra que duraría mucho tiempo sino crear y difundir la cantidad más grande de carteles, hojas volantes, pamfletos, etc., que les fue posible. La mayoría de estos grupos tenían presupuestos muy limitados; subir el número del tiro y no gastar mucho dinero significaba el disminuir en la calidad de las obras. El resultado fue que la mayoría de las obras se imprimían en el papel más barrato que había y con la tinta también más barrata. Este papel tiene altos niveles de ácido y fibras muy cortas. Con el tiempo, van pareciendo más y más a los periodícos dejados en el sol, frágil y deshaciendose. En suma, las obras de los grupos no se destinaba a durar mucho tiempo, son efímeras de verdad.

La frágil naturaleza del arte bajo examinación y el hecho que, día trás día, van convertiendose en polvo, para mi me causa en profundo sentido de deber: es imperativo que creemos y preservemos copias de estas obras. Cuando yo trabajaba en la Prints and Photographs Division de la Biblioteca del Congreso Estadounidense, catalogando su colección de obras del TGP, me hizo una gran impresión el propósito central de la Biblioteca: proveer acceso a las obras cuando sea posible, muchas veces por medio de una copia de alta calidad. Creo que la producción de estas copias será una herramienta eje en la preservación de las obras para generaciones futuras.

Finalmente, para muchos años, yo luchaba para la creación de un catálogo razonado del TGP. Yo creía no sólo que las obras del grupo lo merecía pero tambien que tal publicación sería la única manera de realmente proveer acceso a la comunidad de historiadores para que haya una evaluación valuosa y académica. Hice mucho progreso en el proyecto, especialmente con las instituciones que tienes las más grandes colecciones de obras del TGP. Con cartas de apoyo y cooperación de la Biblioteca del Congreso, Museum of Modern Art, Metropolitan Museum y Art Institute of Chicago, entre muchos otros, yo obtuve dos becas y empecé a trabjar.

Pero no pude llegar muy lejos. Lo que no apreciaba en esa época es que hay muchos factors que van en contra de los catálogos razonados. En términos económicos, el típico catálogo razonado pierden dinero para los editoriales que los publican. La calidad tiene que ser muy alta y hay que haber muchas imágenes. Esto resulta en un libro muy caro. Pero, así que el tema es muy específico, no hay mucho interes en el público en general. Aparte de institucones, bibliotecas y universidades, no hay gran mercado para estos libros de la más alta calidad. Otra cosa que no es bueno para estos catálogos es que, al momento que se imprime, está sellado para siempre. Nuevas obras que se encuentran o nuevas investigaciones que se publiquen, no se puede incluir en un libro que se supone ser global.

Mi intención principal para Gráfica Mexicana es crear un catálogo dinámico de gráfica mexicana que, siendo un recurso académico grátis, será accesible a el más grande segmento posible. Cuando digo "dinámico" quiero decir dos cosas. Primero, que este sitio estará evolucionando constantemente, añadiendo nuevas imágenes e información todo el tiempo. Espero estar entrando imágenes nuevamente encontradas, ensayos, revistas de libros, etc. cada día. Segundo, el sitio será dinámico en el sentido que el usuario puede determinar cual información se presenta. Por ejemplo, así que el catálogo será basado en un base de datos, el usuario podrá ordenar los resultados en muchas maneras. Se podrá hacer una busqueda en el catálogo para xilotipos producidos entre 1940 y 1945 como carteles, o para todas las litografias de cierto artista y con ciertas dimensiones.

Estoy seguro no sólo que este recurso será de mucha utilidad al campo sino que también servirá como ejemplo para historiados en campos relacionados al de nosotros.

Espero mucho recibir sus comentarios y sugerencias. Este recurso pertenecerá a todos los historiadores del arte mexicano. ¡Construyámoslo juntos!

No vacilen, por favor, en comunicarse conmigo: info@graficamexicana.com

Noah Arthur Bardach, PhD
Los Angeles, CA
08 - IV - 08